facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

HMO, ¿El nuevo ingrediente para las fórmulas de lactantes?

Funcionales Automatización Estados Unidos

Un nuevo estudio sugiere que el camino a la obesidad puede ser pavimentado con carbohidratos no nutritivos en la leche materna, cambiando las nociones populares acerca de cómo y por qué los niños crecen para convertirse en adultos con sobrepeso. Investigaciones anteriores han demostrado que la obesidad materna afecta fuertemente el riesgo de un bebé de tener sobrepeso, pero los científicos no están seguros sobre cómo se transmite la gordura, dijo Michael Goran, autor correspondiente del estudio y director del Centro de Investigación de la Obesidad Infantil en la Escuela de Medicina Keck de la USC . 

Ahora Goran y sus colaboradores han descubierto que las variaciones en los hidratos de carbono complejos que se encuentran en la leche materna llamados oligosacáridos de leche humana (HMO) están asociados a variaciones en el crecimiento y la obesidad infantil. HMO, un componente natural de la leche materna, se sabe que juega un papel en ayudar a desarrollar el sistema inmunológico infantil. 

Tanya Alderete, autora principal de USC señala: "A los 6 meses de edad, los niveles más altos de la leche materna de LNFPII y DSLNT fueron cada uno asociados con aproximadamente 1 libra mayor de masa de grasa."

Estudios previos sobre los efectos generales de la lactancia materna sobre la obesidad han mostrado resultados contradictorios. Muchos sugirieron que la lactancia materna disminuye el riesgo del bebé de desarrollar obesidad en la infancia y la adolescencia. Cuando estos investigadores examinaron 71 informes anteriores sobre este tema, se encontraron con que la lactancia materna reduce la prevalencia de exceso de peso y la obesidad en un promedio del 10 por ciento en relación a la fórmula.

"Las primeras experiencias de vida relacionadas con el medio ambiente y las diferentes modalidades de alimentación contribuyen a la obesidad. Pero por lo general pensamos en el riesgo de obesidad después del destete, el momento de la introducción de alimentos sólidos, primeras exposiciones a las bebidas azucaradas. Es evidente que hay algo que hacer antes del destete, incluso en los bebés que son amamantados exclusivamente. En última instancia lo que nos gustaría ser capaces de hacer es identificar cuáles de las HMO son los más importantes para la protección de la obesidad y luego usar eso como un suplemento que se puede dar al niño en la lactancia materna y se puede añadir a las fórmulas infantiles (las actuales fórmulas infantiles no contiene ningún HMO)." Señala Michael Goran.

La obesidad infantil se ha más que duplicado en los niños y se ha cuadruplicado en los adolescentes en los últimos 30 años, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. La primera exposición del bebé a la nutrición prepara el escenario, ya sea para aumentar o disminuir el riesgo de obesidad. La HMO se acumula en el colon debido a que no pueden ser digeridos. Como resultado de ello, actúan como prebióticos y juegan un papel en la formación del intestino microbioma de un bebé (la población de microorganismos en el intestino).

"Hasta donde sabemos, no existen estudios que examinen cómo las HMO se ven afectadas por la dieta de las madres. Sería muy interesante si se encontrara azúcar en la dieta o el consumo de grasa que esta relacionado con las HMO. Eso es algo que esperamos explorar en futuros estudios". Concluye Tanya.

Derechos Reservados©
Solo si se reconoce la fuente con el enlace hacia Food News Latam® se permite la total o parcial reproducción del contenido.
Fuente: Food News Latam® www.lacteoslatam.com

 

 

 ING  CARN

z CON PAN  

Nuevos Productos

TextAd Logo

doehler logo

|